lunes, 20 de marzo de 2017

Crítica de 'La Bella y la Bestia'

Crítica de 'La Bella y la Bestia'. Ver. Oír. Contar. CINE


Valoración



La Bella y la Bestia de Bill Condon es todo lo que se puede esperar de una adaptación de una película de Disney a una cinta de acción real. Fiel hasta el más mínimo detalle a la versión animada (a pesar de haber cambiado el color del caballo de Bella, que en la película de dibujos es marrón y en esta última es blanco), el largometraje protagonizado por Emma Watson y Dan Stevens hace que los espectadores vuelvan a su infancia y recuerden letras de canciones y escenas que, lejos de caer en el olvido, siguen grabadas a fuego en su memoria.

Pero la cinta va un poco más allá y, aunque parezca imposible, también sorprende. Además de la historia que ya conocemos se incluyen canciones inéditas, un pequeño pasaje sobre la madre de Bella y también conocemos un poco más sobre la Bestia y su dura infancia. Del mismo modo nos encontramos ante una protagonista mucho más moderna e independiente, un Gastón (Luke Evans) más antipático y sanguinario, si cabe, y un Lefou (Josh Gad) que supera con creces al personaje original.

En la película también se explora de una manera más extensa la relación entre Bella y la Bestia y cómo, poco a poco, esta va adquiriendo una dimensión más cordial hasta que se convierte en amor, el único elemento capaz de romper la maldición a la que tanto el príncipe como los habitantes del castillo están condenados.

Por su parte, Chip, Din Don, Lumiere y la Señora Potts siguen manteniendo el protagonismo y vuelven a destacar sobre el resto de sirvientes del castillo, convirtiéndose en los perfectos anfitriones.

Entretenida, dinámica, con un elenco de lujo y con una puesta en escena vistosa y espectacular, La Bella y la Bestia hará las delicias de niños y mayores al mismo tiempo que apuesta por un personaje femenino atrevido, fuerte e inteligente y renueva su enseñanza primordial: la belleza está en el interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada